Proyecto “Creando Puentes”: Una nueva instancia de formación colaborativa para especialistas Serf

2019/11/3

La iniciativa nace durante el segundo semestre de 2019 en el Instituto Agrícola Pascual Baburizza (IAPB) con el objetivo de generar una instancia de mejora para los especialistas y fortalecer el trabajo colaborativo con otros colegios de la Red.

Para Sebastián Muñoz, jefe del departamento de lenguaje y comunicación, y parte del equipo responsable del proyecto, éste consiste en generar pasantías en otros establecimientos que implementan Serf en Chile, realizando un proceso de observación directa de sus mejores prácticas, para posteriormente evaluar la adaptación de esas prácticas a la labor diaria del IAPB. El profesional indica que parte importante del proyecto tiene relación con que el interés de los especialistas por participar sea voluntario y se genere “a partir de un proceso de autoevaluación, de reflexión personal y no que se imponga, sino que se origine como una retroalimentación, como un autodescubrimiento de la necesidad de mejora”. 

¿Cómo nace “Creando Puentes?
Después de la última promoción que se hizo para el colegio, para ver si estábamos autorizados, hicimos una revisión final de todos los estándares y en qué nivel de logro había quedado cada criterio. A partir de los que todavía estaban por lograr o en nivel inicial, se nos invitó a participar a todos los integrantes del equipo pedagógico, y a los asistentes de la educación que tienen incidencia directa en temas pedagógicos, de distintos proyectos. Ahí surge un poco todo esto. Habíamos hecho algunos proyectos el primer semestre, que también estaban en miras a la autorización, se ejecutaron súper bien, y levantaron los estándares. Ahora estamos trabajando los que nos faltan. De ahí viene el esfuerzo y la motivación de hacerlo, porque esto no solo implica que queden proyectos interesantes para desarrollar de aquí en adelante, sino que también logremos la autorización, que es la gran meta institucional de este año.

¿En qué consiste Creando Puentes?
El objetivo es crear una nueva instancia de formación para los especialistas, ya sea que ingresen recién al sistema o que lleven años. Esa instancia es externa a la realidad del colegio en que uno está. La idea es que se realice en otro establecimiento para poder observar cómo se implementa Serf. Imagino que son realidades súper diferentes a nivel geográfico y socioeconómico. Las realidades culturales de cada lugar en el que están insertos los colegios, incide en cómo el sistema va funcionando.
Uno de los atractivos de este proyecto, es que, si se instala y se permea a otros colegios, pueda generar una red de intercambio mucho más fluida. Hasta ahora entiendo que eso ocurre, porque hay instancias de reunión, hay jornadas de invierno y verano donde se reúnen los equipos, pero son fundamentalmente los equipos directivos, más otros especialistas y tutores invitados. Pero creo que esto ofrece la oportunidad de tener conversaciones más fluidas entre otros participantes de la comunidad.

¿Cómo nace la idea de realizar este tipo de pasantías?
Llegué a trabajar a este colegio por la Fundación Enseña Chile, que envía a profesionales de distintas áreas y a pedagogos a trabajar a colegios con alto índice de vulnerabilidad, que es el caso del IAPB. Es un programa que dura dos años y que tiene mucho que ver con el intercambio de experiencias y el trabajo en red, que es uno de los sellos de la fundación. Valoro mucho el intercambio de experiencias con otras personas, tanto para ver prácticas específicas como para ver cuáles son los desafíos del día a día, que no se pueden escribir en una pauta concreta porque son situaciones que están en terreno. Como, por ejemplo, desafíos con ciertos cursos en particular, cómo abordar un inicio de clases o cómo generar vínculos con los estudiantes. Son cosas que uno no puede aprender necesariamente de un manual de pedagogía. Creo que esto permite, por un lado, centrar el foco en lo técnico, porque la pasantía está enfocada en el trabajo con base en las capacidades críticas que el sistema necesita que los especialistas desarrollen para hacer bien su trabajo. Pero también está lo cualitativo, lo que es un poco más etéreo, lo que no se puede cuantificar.

¿Cómo se aterriza este proyecto?
Creo que las reuniones con Grupo Educativo han servido mucho, porque al principio sonaba como algo muy grande, quizás muy estrambótico y no tenía tanta base. El trabajo con los consultores ha servido para poder afianzar objetivos súper específicos, medir el nivel de descripción de las actividades, el nivel de desarrollo. Me han ayudado a ver esto con un poco más de concreción. A ver algo que se puede realizar y no algo que puede quedar en el papel, que se puede hacer una vez y quedar como una anécdota, sino que se instale dentro de la cultura educativa, de la cultura de aprendizaje de los especialistas.

¿Cómo se espera implementar el proyecto?
Lo hemos ido implementando a través de distintas etapas. Lo primero fue un proceso de planificación previa, de definición de conceptos. Por ejemplo, qué entendíamos por capacidad crítica. Lo comentamos con el equipo pedagógico y establecimos cuáles son esas capacidades críticas que derivan un poco de los documentos con los que hemos estado trabajando: pautas de observación en Serf, habilidades sociales y emocionales que el equipo que está desarrollando este proyecto ha ido elaborando. 
Lo presentamos al resto de los especialistas para que nos dieran sus comentarios y así se ha ido nutriendo.
Lo que queda por ejecutar es la realización efectiva de la pasantía, los especialistas ya tuvieron la opción de autoevaluarse con el mismo instrumento con el que ellos van a ir a observar una clase, para después de una o dos jornadas de especialización puedan entrevistarse con los especialistas que observaron y puedan tener esta conversación o este intercambio de prácticas, pero también de experiencias y reflexiones sobre lo que es educar en Serf.
Lo que creemos que va a ser el puntapié del proyecto a partir del próximo año, desde marzo, es contar con una base de contactos que se mantenga actualizada y que permita establecer comunicación más rápida con otros establecimientos Serf, para ya tal vez poder realizar de manera más periódica estas pasantías. Como lo hemos planteado hasta ahora, unas dos por semestre donde el colegio invite o envíe a especialistas a observar clases a otros colegios.

¿Cuál es el público objetivo?
Está pensado para especialistas que realizan clases.
En los comentarios que hicieron los integrantes del equipo del IAPB, por ejemplo, la educadora diferencial preguntó si ella podía ir porque estaba articulado todo para los especialistas. Le dijimos que sí estaba pensado para especialistas, “pero tú trabajas con especialistas y los niños que atiendes trabajan con especialistas, entonces sería súper lógico que también pudieras asistir”. Lo mismo los tutores, si bien, el proyecto no está pensado en la mejora de las capacidades críticas de un tutor, el tutor trabaja con especialistas y sus niños trabajan con especialistas.
Por ahora solo proyectamos este trabajo para especialistas, pero a mí me gustaría que sumara a futuro también capacidades críticas quizá de los asistentes y de tutores. Como comentaron los especialistas del área técnica tal vez a ellos también. Hay varios liceos Serf que tienen especialidades técnicas. Sería súper bueno que se pudieran hacer capacitaciones más allá de lo que es el sistema mismo. A futuro podría ser un alcance del proyecto.

¿Qué futuros desafíos observas para la ejecución?
La comunicación y el trabajo colaborativo son claves, pero no tan fáciles. Comunicarse con otro, distribuir tareas, sacar conclusiones comunes implica mucho tiempo. Quizá uno de los mayores desafíos en la ejecución de los proyectos ha sido hacerse los tiempos, planificar tiempos específicos para poder hacer esto. Que son espacios que se podrían usar en hacer una planificación, o una adaptación, armar una prueba. Creo que ése es el gran desafío. Me voy a tomar una licencia: creo que sería muy interesante que si los colegios Serf en Chile están tratando de implementar proyectos de mejora que son súper innovadores puedan también, con la misma motivación, destinar tiempos concretos para eso. Creo que ningún especialista, tutor o integrantes de los equipos directivos se negarían a que su comunidad educativa mejore, pero es verdad que a veces el agobio, sobre todo con el avance de los meses hace que los tiempos sean cada vez más reducidos para eso y la energía también. Creo que, si se destinaran espacios concretos, que vinieran desde los contratos del docente para la ejecución del proyecto, sería mucho más provechoso y permitiría crear este trabajo colaborativo porque dispondríamos del tiempo para eso.

Para cerrar, ¿Cómo se vincula este proyecto con los otros que está ejecutando el IAPB?
Se están haciendo varios otros proyectos. Hay uno de Plan Personal de Estudio vinculado a estrategias para la mejora en el uso del planificador. Lo que es súper atingente en este caso porque, por ejemplo, si como especialista tengo problemas en el uso del planificador, ir a observar una clase tal vez me permita encontrar eventualmente una buena práctica relacionada. Si después la comunico a mis colegas, se podría probar o replicar acá.
También se está trabajando desde el primer semestre en un proyecto de adaptaciones en Serf. Creo que eso es totalmente congruente con lo que estamos viendo. Hacer adaptaciones es difícil y de hecho es una de las mayores innovaciones respecto del sistema tradicional. Poder singularizar el Plan Personal de Estudios de un estudiante con actividades diferentes, comparaciones, fechas, ritmos diferentes, yo diría que pedagógicamente es uno de los corazones del sistema. Por lo tanto, si veo una buena práctica de adaptación en una pasantía por supuesto que no solo voy a tratar de traerla al IAPB, sino también fomentarla.
Hay un proyecto más que se está trabajando, el de perfiles profesionales, que es básicamente poder definir todas las funciones y características de los cargos que tiene el colegio. Me parece que es un proyecto interesante como para saber y tener muy especificadas las labores que cada uno de los profesionales que trabajan en el colegio tienen que hacer. Responde a las tareas diarias de la comunidad. La pasantía también tiene algunas preguntas en la parte de retroalimentación, pensadas en cómo se observó el desarrollo de esta comunidad. Desde ese punto, sería interesante ver cómo se gestionan otras cosas fuera de la clase. Ver cómo los estudiantes manejan sus tiempos, cómo están trabajando los inspectores un momento en el patio, cómo trabaja el equipo directivo, cómo se comunican con las personas. Eso, me imagino, tiene que ver con ciertas funciones que se van desarrollando en el día a día. Finalmente, por lo menos como me lo han enseñado en el tiempo que llevo acá, Serf no se desarrolla solo dentro de la sala, es un Sistema que aborda incluso el casino donde los estudiantes almuerzan. Trabajando desde esa perspectiva, al abordar a la comunidad educativa completa, “Creando puentes” permitirá observar el proyecto completo en otro colegio, no solo lo que pasa en la sala de clases.

Etapas de la pasantía:

1.- Planificación de la pasantía
2.- La visita
3.- Retroalimentación