¿Por qué la #RedSerf?

2020/06/7

Los desafíos de un mundo cada vez más complejo

 

En el 2015 le preguntaron a Bill Gates qué es lo que más le angustiaba en relación al futuro de la humanidad, y su respuesta fue básicamente una predicción de la pandemia del coronavirus. Un nuevo video acaba de ser publicado, en donde el mismo periodista le hace la pregunta inversa, "¿Qué esperas que suceda en el futuro?, ¿qué te gustaría que pasara en 3 a 5 años?", y lo que respondió se puede resumir de la siguiente manera: mayor colaboración.

La esperanza de Gates es que la cooperación internacional aumente, no sólo por "buenismo", sino que porque los grandes problemas que se avecinan como consecuencia del desarrollo tecnológico y la emergencia climática son mucho más complejos y serios que los producidos por el SARS-CoV-2.

Genial, pero… ¿Qué tiene que ver esto con la #RedSerf?

Las escuelas, además de ser un espacio protector y de encuentro en comunidad, deben preparar a sus estudiantes para que sean capaces de llevar vidas plenas y contribuir a sus comunidades en el futuro. Si tomamos como referente las predicciones, temores y esperanzas de Gates, para lograr ese objetivo es necesario desarrollar una serie de competencias de alta complejidad -siendo la colaboración una de ellas- que han sido descritas en distintos marcos de referencia, algunos locales y otros internacionales.

Ahora bien, no por tener claro el objetivo la tarea se hace trivial. El desafío de las escuelas es tremendo en cuanto los procesos de enseñanza-aprendizaje no pueden sino ser descritos como una verdadera ecología, en donde inciden aspectos culturales, económicos, territoriales, institucionales, familiares, históricos, nutricionales, cognitivos, afectivos y un largo etcétera que requieren de una organización muy bien aceitada, una organización sofisticada que sea capaz de abordar estas singularidades con pertinencia para así alcanzar los objetivos de desarrollo y aprendizaje con cada uno de sus estudiantes. El propósito de Serf Chile es que todas las escuelas que implementan el sistema lo logren.

En relación a este desafío, la colaboración no debe ser entendida sólo como una competencia que deben desarrollar las personas, sino que también las instituciones. En el caso de las escuelas, la colaboración puede ayudarlas a ser más efectivas en relación al logro de aprendizajes disciplinares y, quizás aún más interesante, también permite que estas micro-sociedades se constituyan frente a sus estudiantes como referentes de lo que el mundo actual y futuro requiere. En esta línea, la red Serf se ofrece como una plataforma para la colaboración, como un laboratorio en el que las comunidades educativas que implementan el sistema en Chile puedan ejercitar el "músculo" de la colaboración institucional y que este les permita abordar exitosamente el complejo desafío de educar a niños, niñas y jóvenes.

Para poder sacarle el jugo a esta invitación, creemos que es muy importante que los miembros de la red tengan nociones más claras respecto de ella, cuáles son sus objetivos y cómo se organiza, entre otras cosas. A eso estaremos dedicados durante el resto del artículo.

 

Propósito de la RedSerf

 

Como mencionamos más arriba, el propósito de Serf Chile es que todos los y las estudiantes de los establecimientos educativos en que se implementa el sistema alcancen aprendizajes de calidad. Desde la llegada del sistema al país, allá por el 2012, este propósito ha sido perseguido por cada uno de los establecimientos, quienes han sido acompañados por la consultoría de Grupo Educativo bajo el marco de los principios y estándares del sistema.

Sin embargo, desde hace ya algún tiempo que en Grupo Educativo se pensó que sería útil apalancar los aprendizajes que cada comunidad ha desarrollado durante el proceso para ponerlos al servicio de la mejora a través de la colaboración. En un principio esta idea no pasaba más allá de ser una intención canalizada a través de acciones específicas, pero con el tiempo se ha desarrollado hasta constituirse en lo que ahora llamamos #RedSerf: el conjunto de comunidades educativas que han decido organizar su enseñanza a partir del Sistema Educativo Relacional Fontán en Chile. El propósito de esta red es que sus miembros resuelvan desafíos vinculados a la implementación de Serf mediante la colaboración. Se entiende entonces que, junto a la consultoría, ambas están al servicio del logro de aprendizajes de calidad en todos los y las estudiantes. Aquí un dibujito:

En los recuadros el nombre del proyecto, entre paréntesis un resumen de su propósito.

 

Componentes y actividades de la red

 

A pesar de que esta relación -en el que la red y la consultoría contribuyen al propósito de Serf Chile- ha sido estable en el tiempo, la estructura de la red ha sufrido modificaciones como consecuencia de los aprendizajes que hemos ido desarrollado. Actualmente esta se organiza en base a la Matriz del Marco Lógico, una herramienta de gestión de programas y proyectos que sirve para comunicar rápidamente cada uno de sus aspectos.

Si bien es herramienta muy interesante, este no es el espacio para profundizar en ella. Lo que sí importa que tengan claro es que este año la red está organizada en torno a 3 grandes componentes, que pueden ser entendidos como "lineas de acción" y que constituyen la respuesta que da Grupo Educativo a la pregunta "¿Qué debe ofrecer la red a sus miembros para que puedan resolver desafíos vinculados a la implementación del sistema a través de la colaboración?"

A continuación describiremos cada uno de estos componentes, sus objetivos y respectivas actividades.

 

A. Encuentros vibrantes

Objetivo: Los miembros de la Red Serf se comunican con regularidad y fluidez en relación a temas pertinentes a la implementación.

Desde los comienzos de la implementación de Serf en Chile, Grupo Educativo organizó jornadas anuales dirigidas principalmente a los equipos directivos de las escuelas y enfocadas en lograr una mejor comprensión del sistema. A medida que estas comunidades fueron madurando su entendimiento, el énfasis de las jornadas cambió hacia la promoción de la colaboración entre los participantes y, en el mismo espíritu, se decidió aumentar la frecuencia de las jornadas a una por semestre.

Sin embargo, a pesar de ser instancias muy ricas, las jornadas no lograban generar una "masa crítica" de contacto entre miembros de la red, en parte por su baja frecuencia y en parte por la baja cantidad relativa de participates por establecimiento. A partir de dicha constatación es que se hizo patente la necesidad de proveer más instancias, en formatos que permitiesen una mayor cantidad y diversidad de participantes, con un abanico más amplio de temas a abordar y con un foco en el protagonismo de los educadores y directivos de las distintas comunidades. Pues bien, la idea de este componente es justamente promover encuentros vibrantes que cumplan con dichas características.

Actualmente, además de las jornadas semestrales, contamos con:

  • El canal WhatsApp "Serfistas en Red", a través del cual los líderes de la implementación en los distintas comunidades se pueden comunicar directamente.
  • Las Tertulias Serf, espacios virtuales de encuentro mensual, abiertos para todos los miembros de la red, en los que se conversa distendidamente en relación a temáticas vinculadas con la implementación.

Ya tuvimos nuestra primera Tertulia Serf, en donde conversamos en relación a cómo las comunidades educativas están enfrentando el desafío de la priorización curricular, y la próxima se realizará el miércoles 24 de junio entre 17:30 y 19:00. Esta vez el tema será el desarrollo de la autonomía. Si te interesa participar, inscríbete aquí o simplemente pincha este enlace al momento del evento.

¡Los esperamos!

 

B. Red informada

Objetivo: Los miembros de la Red Serf comprenden el sistema, conocen la implementación en sus distintas comunidades e identifican desafíos en común.

¿Conocen el círculo dorado? Es una heurística súper utilizada en procesos de transformación institucional. Busca ayudar a que los involucrados tengan claro que existen definiciones del cambio que son más prioritarias que otras. Esta herramienta nos ayudará a explicar cuál es el objetivo de este componente, Se los presento:

Esta es la versión «mejorada» por Grupo Educativo, en donde el ¿qué? y el ¿cómo? están invertidos respecto del esquema original. Nos parece más correcto, ¿a ustedes?

En procesos de cambio institucional, es muy común que nos quedemos pegados en los árboles y perdamos la vista del bosque, como consecuencia nos rutinizamos y extraviamos el propósito en nuestro quehacer, generando no sólo una pérdida en la eficiencia de nuestro trabajo, sino que también un sentimiento de anomia y desorientación. El círculo dorado busca prevenirlo al poner la pregunta ¿Por qué? en el centro. Llevándolo al caso de la implementación de Serf, es súper importante fomentar una cierta coherencia y transversalidad en la respuesta que los miembros de la red dan a la pregunta ¿Por qué Serf?, y a sus derivadas: ¿Por qué la ruta del aprendizaje?, ¿Por qué la planificación personal de estudios?, ¿Por qué el apoyo tutorial?, etcétera. Estas preguntas debiesen aparecer constantemente en las escuelas, ya sea de manera intencionada en los consejos docentes o espontáneamente en los pasillos o en la sala de profesores.

Una vez que se tiene claro por qué se hace lo que se hace, la segunda prioridad es definir qué tenemos que hacer. Llevándolo al caso de Serf, esto corresponde a tener una comprensión profunda del sistema y sus distintos elementos. Por ejemplo, sabiendo para qué hacemos citas de promoción, el siguiente paso es lograr un acuerdo respecto de qué es (y qué no es) una buena cita de promoción. Aquí la documentación de Serf Chile -como el manual y los estándares– ciertamente sirve de apoyo, sin embargo, para alcanzar una claridad institucional en cada aspecto del sistema, las comunidades educativas deben apropiarse de estas definiciones a partir de un esfuerzo propio.

Finalmente, habiendo definido qué tenemos que hacer y teniendo claro por qué lo estamos haciendo, el último paso es desarrollar la capacidad de llevarlo a la práctica. Aquí es donde se vuelve particularmente importante conocer la experiencia de otras comunidades educativas: ¿Cómo hacen las inducciones de especialistas y tutores en el Liceo Bicentenario De Molina?, ¿Cómo hacen el monitoreo del ritmo y calidad de los aprendizajes en el Liceo Ignacio Carrera Pinto de Talca? Ser capaces de responder estas preguntas nos permite identificar los desafíos en común, lo que abre la puerta a la colaboración, aprovechando los aprendizajes y desarrollos alcanzados en cada comunidad para avanzar más rápido y lograr una mejor implementación.

Este componente busca contribuir a que cada comunidad educativa pueda responder de manera coherente a cada una de las preguntas planteadas por el círculo dorado, logrando así que todos los miembros de la red comprendan el sistema, conozcan la implementación en las distintas comunidades educativas e identifiquen los desafíos que tienen en común entre ellas. Busca hacerlo principalmente a través de la creación y difusión de contenido relacionado al sentido de Serf, sus definiciones y el estado de la implementación en las distintas comunidades educativas.

Para que se hagan una idea, este artículo es una actividad de este componente y fue construido teniendo en mente la estructura del círculo dorado. ¡Todo lo que es la autoreferencia!

 

C. Acciones de colaboración

Objetivo: Los miembros de la Red Serf colaboran entre sí para resolver desafíos vinculados a la implementación del sistema.

Una de las visiones que tenemos para el futuro de la red es que la colaboración entre sus miembros surja espontáneamente, sin intermediación, y ocurra de manera frecuente, fluida y organizada. Ahora bien, siendo una institución que lleva más de diez años trabajando junto a comunidades educativas, en Grupo Educativo tenemos clarísimo que el tiempo en los colegios siempre falta, siempre hay algo que era para ayer. Esto plantea un desafío para la red, ya que la colaboración entre instituciones educativas requiere de una inversión de tiempo no menor que tiene el riesgo de entrar a competir con las responsabilidades que cada miembro tiene para con su propia comunidad.

Naturalmente, no queremos que esto pase, y este componente busca evitarlo.

Nuestro razonamiento es que, en la medida en que la colaboración sea útil, efectiva e implique un ahorro de tiempo y energía, esta fluirá naturalmente entre sus miembros. Sin embargo, este es un estado ideal que no representa la dinámica actual de la red, por lo que el encargado (quien suscribe) es responsable de buscar activamente oportunidades de colaboración y "hacer gancho" entre los actores involucrados, permitiendo que el equilibrio trabajo-recompensa se incline a favor de la colaboración, incentivando así a los participantes a repetir la experiencia y promoviendo la generación del círculo virtuoso que buscamos. Es requisito, entonces, que el encargado de la red esté informado sobre los desafíos actuales de la implementación en cada comunidad, cosa de identificar oportunidades de colaboración y gestionarlas.

¿Cómo logra esto?, gracias al aporte de los embajadores.

Cada comunidad educativa designa a un embajador que la representará formalmente en la red. Las tareas del embajador son las siguientes:  

  • Tener un encuentro mensual con el encargado de la red y el resto de los embajadores para conversar sobre los desafíos actuales de la implementación en su comunidad. 
  • Administrar el grupo WhatsApp "Serfistas en red", decidiendo qué actores de su comunidad educativa participan.
  • Difundir las actividades de la red en su comunidad educativa e incentivar la participación en las mismas.  

Y ya está… Pensamos en hacerlo liviano, ¿Creen que lo logramos?. En fin, hasta el momento hemos cubierto dos de las tres acciones de este componente:  

  • Reuniones con embajadores.
  • Colaboración guiada.   Sólo nos falta una que se ha mantenido implícita: la colaboración espontánea y organizada en lo que hemos decidido llamar "incubadoras de mejora".

Estas incubadoras son grupos auto-convocados de actores de distintas comunidades educativas que se proponen resolver un desafío que tienen en común. Este tipo de colaboración no se resuelve sólo a través de una actividad, como una llamada telefónica o compartir un archivo por correo, sino que implica un proceso de reflexión conjunta y trabajo sostenido en el tiempo en cada comunidad.

Por el momento nos estamos enfocando en lograr colaboraciones guiadas exitosas, ya que concebimos a las incubadoras como la evolución natural de aquellas. Por este motivo no esperamos una pronta conformación de una incubadora, sin embargo, quisimos comentarles sobre esta instancia para que la tengan presente y… Quién sabe, ¡quizás se les abre el apetito!

 

Ok, lo tengo claro… ¿Y ahora qué?

 

¡Phew!… Eso fue largo, ¿no?

¡Muchas gracias por su persistencia e interés!

Decidimos escribir este artículo porque nos parece súper importante que todos los miembros de la red conozcan su propósito y estructura, de manera de habilitarlos para participar y colaborar de la mejor manera posible.

A modo de cierre queremos dejarles una imagen. Si bien desde Serf Chile estamos encargados de hacer la gestión básica para tener a la red operando, pensamos en nuestro rol como el del anfitrión que invita a sus amigos a comer: podemos preparar una bonita mesa, servir comida rica y abundante vino, pero la calidad de la conversación depende de todos nosotros.

Ya estamos sentados en la mesa, ahora sólo falta proponer los temas, ¿se animan?